Las cláusulas suelo son un tipo de interés que fijan los bancos cuando una persona solicita que se le conceda una hipoteca. Pero claro, dicho así y si no estás familiarizado con el mundo de las finanzas, puede que no lo entiendas con exactitud. Por ello, en este post vamos a explicarte qué son las cláusulas suelo de una manera más sencilla.

Cuando una persona compra una casa y firma una hipoteca, el banco le cobra un interés por el préstamo que le están realizando. Bien, este interés que cobran los bancos puede ser de tipo variable o fijo.

  • Interés de tipo fijo significa que el hipotecado firma un porcentaje fijo y el interés que va a pagar al banco va a ser siempre el mismo, en tanto que dure la hipoteca.
  • Interés de tipo variable en cambio, quiere decir que dependiendo de cómo esté el mercado, el interés puede estar más alto o más bajo, en función del año y de cómo esté el Euribor.

La cláusula suelo, por tanto, es una condición de interés mínimo que hace que los hipotecados no puedan beneficiarse de las bajadas del Euribor en la cuota que pagan cada mes. Por ejemplo, si en el momento de firmar la hipoteca el interés estaba en un 4%, aunque bajase el interés al año siguiente o en los siguientes años, el banco seguiría cobrándole al hipotecado ese 4% firmado en el momento a través de esa cláusula suelo, asegurándose un cobro mayor del que le correspondería al usuario. En cambio, en el caso de que el interés subiese, sí que se le cobraría la subida del mismo en la cuota mensual.

¿Cómo saber si tengo cláusula suelo?

Ahora que ya sabes qué es la cláusula suelo, seguramente quieras saber si en tu caso estás afectado por una de ellas.

Cómo saber si tengo cláusula suelo a través de la escritura

Si lo que quieres es saber si tienes una cláusula suelo en el contrato de tu hipoteca, lo primero que debes hacer es revisar la escritura de tu préstamo hipotecario para encontrarla.

Lo más probable y que casi con seguridad podemos asegurar es que no encontraremos la cláusula con su nombre en sí, es decir, no encontrarás una denominación de interés llamado “cláusula suelo”, sino que aparecerá con otra designación.

Así pues, a la hora de localizarla, debemos identificar en alguna de las partes la definición de un tipo de interés que establece que no puede ser inferior a “X%” o una manifestación similar como: Tipo de interés mínimo, Límites de la aplicación del interés variable, Tipo de interés variable, Límite de la variabilidad, Limitación al tipo de interés, Límites a la variación, Variabilidad del tipo de interés…

En resumen, la entidad bancaria habrá utilizado una expresión por la cual el tipo de interés variable no podrá ser superior a cierto tanto por ciento nominal anual.

Cómo saber si tengo cláusula suelo a través de la factura

Otra de las opciones que existen para comprobar y detectar una cláusula suelo es a través de los recibos de la hipoteca. En los recibos encontramos el tipo de interés aplicado detalladamente y si no hay una disminución en la cuota entre los años 2012 y 2016, años en los que el Euribor descendió, lo más probable es que estemos ante un caso más de una hipoteca de interés variable con una cláusula suelo.

clausula suelo que es

¿Cómo reclamar la cláusula suelo?

A partir del año 2013, cuando el 9 de mayo el Tribunal Supremo dictaminó la nulidad de las cláusulas suelo en todos los casos que no superaban el control de transparencia, fueron muchas las personas que quisieron reclamar el importe que su entidad bancaria les debía y anular dicha cláusula suelo.

En caso de que no sepas si en tu hipoteca cuentas con una Cláusula Suelo, o si bien sabes que la tienes y no sabes cómo reclamarla, deberás ponerte en contacto con un abogado para que te explique el proceso que debes llevar a cabo y te asesoren en toda la causa.

Contacta con nuestros procuradores, cuéntanos tu caso  y te ayudaremos con lo que necesites.