Divorcios y separaciones

¿Qué implica un divorcio?

La disolución del vínculo matrimonial contraído entre dos personas, llamados cónyuges.

La condición que establece la ley para poder ejecutar dicha disolución es que hayan transcurrido tres meses o más desde el momento en que se produjo la unión matrimonial.

El divorcio no implica que se exima de las responsabilidades y obligaciones que ambos cónyuges tienen para con los hijos.
Ambos cónyuges poseen el derecho de solicitar el divorcio al otro cónyuge, con o sin causa de por medio.

¿Qué tipos de divorcio existen?

En estos momentos existen dos tipos de divorcio diferentes en España: el de mutuo acuerdo y contencioso.

El divorcio de mutuo acuerdo

En el divorcio de mutuo acuerdo es requisito indispensable que ambos cónyuges lleguen a un entendimiento acerca de todos los términos relacionados con la causa, previo a la interposición de la demanda, toda vez que en dicha demanda se acompañará un convenio regulador.

En el convenio regulador se especificarán con total detalle las consecuencias que conllevará el divorcio, tales como reparto de bienes, y en caso de que hubiera hijos, como quedarán establecidas las relaciones con los hijos, las pensiones de alimentos, etc.

La particularidad de este procedimiento es que la demanda podría ser redactada por un único letrado y ambas partes podrán ser representadas por el mismo Procurador de los Tribunales, siempre a voluntad de ambos cónyuges, dado que pueden considerar elegir distintos profesionales para cada uno de ellos.

El divorcio contencioso

En el divorcio contencioso no hay un acuerdo previo entre los cónyuges y por ese motivo se presentará una demanda de divorcio contencioso, puesto que no existe común acuerdo entre ambos, dicha demanda no se acompañará del convenio regulador.

En este caso, será el juez quien dictará con total detalle las consecuencias que conlleva el divorcio, tales como reparto de bienes, y en caso de que hubiera hijos, como quedarán establecidas las relaciones con los hijos, las pensiones de alimentos, etc, a través de la sentencia pertinente.

Previo a dicha sentencia y tras la presentación de la demanda de divorcio contencioso, el Juzgado dará plazo al otro cónyuge para contestar a la demanda y una vez cumplido dicho trámite, el juez procederá a citar a los cónyuges en una vista o comparecencia en la que se analizarán las pruebas aportadas por ambos.

La separación

¿Cuál es la diferencia entre el divorcio y la separación?

Una de las diferencias destacables que existen entre divorcio y separación es que, en el caso de la separación, se produce una suspensión de la vida en común que mantenían los cónyuges, pero no implica la total disolución del vínculo que les une.

Si existiera reconciliación, a efectos legales, se dejará sin efecto los puntos que se hubiesen acordado en la separación. No obstante, para que sea efectiva, ambas partes deberán ponerlo en conocimiento del juez que llevase el caso.

Cuéntanos tu caso

Política de privacidad

11 + 13 =